Posts Tagged ‘Flir’

Una de las rutinas habituales en los fondeos es comprobar el agarre del ancla. Para ello, tras la maniobra habitual y el cálculo de cadena según el fondo, uno de mis hijos se pone sus gafas de buceo y se tira al agua para comprobar que el ancla está bien puesta, la cadena en buena posición y que su conjunto no garrea. Además comprueba que no tenemos peligro cercano de enrocar. Lo que no es habitual es que cuando sube a bordo de nuevo lo haga con un iPhone en la mano. “Papá, estaba junto al ancla, otro más este año”. Y es que no es primer móvil que nos encontramos en el fondo del mar. La pena es que son irrecuperables. Ni con arroz ni con inventos de secado podremos recuperar un teléfono que se nos ha caido al mar. En este caso tuvimos ese iPhone varios dias en arroz, para ver si podiamos recuperarlo, ponerlo en marcha y devolverselo a su dueño. Pero lo tuvimos varios dias en arroz, otros tantos al sol y hasta lo desmontamos para colgar la batería y la placa al sol, pero los esfuerzos fueron en vano. A guardarlo para llevarlo como chatarra a un punto verde al regresar a tierra.

¿A cuantos de nosotros se nos ha caido el móvil al mar, a la piscina, o simplemente se nos ha derramado sobre el dispositivo un vaso de aguan o un café? Creo que el 90% de los usuarios hemos tenido un incidente con nuestro móvil, y en la mayoría de casos con consecuencias desastrosas. O no se recupera o lo hace sin funcionar el altavoz, o el micrófono, o directamente con la pantalla en negro. Ni arroz ni inventos. A comprar uno nuevo. No queda otra.

Si el cambio de móvil es habitualmente cada año o cada dos años, en el mismo periodo nos ponemos a buscar fundas resistentes a golpes y fundas impermeables. Las resistentes a golpes son habitualmente muy voluminosas e incomodas de llevar, y acabamos prescindiendo de ellas a pesar de haberlas comprado. Y las impermeables son fundas de plástico para el uso puntual cuando tenemos riesgo de caida al agua, como puede ser al ir a la playa, bajar con el dingui, o simplemente al estar en plena navegación. Pero son tan incomodas que tampoco las usamos a pesar de tenerlas a bordo.

Sea la funda que sea, o son incómodas, o son poco fiables o son engorrosas de uso, ya que perdemos, en muchos casos, el acceso fácil a los botones, o las prestaciones de la pantalla táctil, y podemos usarlo sólo para llamadas de voz.

Algunas marcas han lanzado móviles sumergibles, pero con limitaciones en profundidad y tiempo bajo el agua. Por ejemplo, el Samsung Galaxy S8 y S8+ cuentan con el estándar IP68, resistiendo sumergidos hasta 1.5 metros de agua durante 30 minutos. Pero sigue siendo un móvil muy frágil para llevarlo a bordo sin estar padeciendo por su integridad.

Con los últimos modelos de iPhone ocurre algo parecido. Ambos han obtenido la calificación IP67. Tienen resistencia a las salpicaduras, al agua y al polvo, pero en la letra pequeña te avisan que  no tienen garantía por daños producidos por líquidos.

Dudo que nos bañemos en el mar conscientemente con un móvil de más de 600€ en nuestro bolsillo, o que desembarquemos con el dingui sin tener mucho cuidado en llevar el móvil protegido en una bolsa de transporte estanca.

Y es que el móvil se ha convertido en un compañero imprescindible pero muy caro, y también muy frágil. Y por muchas precauciones, fundas, bolsas y protecciones que añadamos al equipo, seguirá siendo un dispositivo demasiado frágil como para llevarlo a bordo sin preocuparnos su integridad. Además, quedarnos sin móvil a mitad de vacaciones por un accidente a bordo, nos puede fastidiar bien el resto de dias.

¿Cual es la solución? ¿Existen fundas realmente estancas y resistentes a golpes? Sí que existen, pero quitando prestaciones y utilidad al dispositivo. Pero si el propio dispositivo ya es resistente al agua y a los golpes, ya no tenemos que preocuparnos por nada más que por la cobertura y por no perderlo, porque lo llevaremos a todos sitios, incluso en la playa, el pleno baño o al desembarcar el dingui.

Este móvil “indestructible” y “sumergible” existe hoy en dia, y de la mano de una marca prestigiosa como CATERPILLAR, marca que nos suena verla en maquinaria pesada o incluso en botas o ropa para su uso en entornos de contrucción.

N&Y-INFORMATICA A BORDO – Cap 87 – CAT S60, EL SMARTPHONE NAUTICO CON CAMARA TERMICA

Publicado en el número 34 de la revista NAUTICA & YATES Magazine

El móvil se ha convertido en un compañero imprescindible pero muy caro, y también muy frágil. Y por muchas precauciones, fundas, bolsas y protecciones que añadamos al equipo, seguirá siendo un dispositivo demasiado frágil como para llevarlo a bordo sin preocuparnos su integridad. Además, quedarnos sin móvil a mitad de vacaciones por un accidente a bordo, nos puede fastidiar bien el resto de días.

¿Cual es la solución? ¿Existen fundas realmente estancas y resistentes a golpes? Sí que existen, pero quitando prestaciones y utilidad al dispositivo. Pero si el propio dispositivo ya es resistente al agua y a los golpes, ya no tenemos que preocuparnos por nada más que por la cobertura y por no perderlo, porque lo llevaremos a todos sitios, incluso en la playa, el pleno baño o al desembarcar el dingui. Este móvil “indestructible” y “sumergible” existe hoy en dia, y de la mano de una marca prestigiosa como CATERPILLAR, marca que nos suena verla en maquinaria pesada o incluso en botas o ropa para su uso en entornos de contrucción.

Caterpillar (CAT) es el fabricante más grande del mundo de maquinaria para la construcción. Es una marca que destaca por sus productos rebustos y resistentes. Hasta ahora la conocíamos por su maquinaria y productos relacionados con la construcción.

El modelo CAT S60 es un móvil ideal para el entorno náutico. Es un dispositivo prácticamente indestructible, sumergible hasta 5 metros y aguanta caidas de 1,8 metros, superando las especificaciones militares. Además cuenta con una cámara térmica FLIR que nos puede dar un plus de seguridad a bordo. Por defecto es sumergible hasta dos metros, y mediante la activación de dos botones es capaz de resistir hasta 5 metros durante 1 hora. Estos dos botones componen un sistema de protección del teléfono llamado “Lockdown Switch”. Además, una vez sumergido, el S60 es capaz de hacer fotografías y vídeos bajo el agua, además de contar con una pantalla táctil Corning®Gorilla® Glass 4 que puede usarse con guantes o dedos mojados.La calidad de las fotos y videos, incluso bajo el agua, son de alta calidad. La cámara principal tiene 13 Megapixeles, enfoque automático y doble flash LED. La cámara frontal tiene 5 Megapixeles y enfoque automático. La captura de video es de 1080p a 30 frames por segundo.

No es un móvil muy ligero, pero seguro que menos que cualquier otro ultrafino al que le añadimos la funda de protección. Pesa 223 gramos, y lógicamente no requiere ni fundas ni protecciones adicionales.A nivel de prestaciones, estas son las más descacadas, de forma resumida:

  • 32Gb de almacenamiento interno y ranura para una microSD hasta 200Gb
  • Conector de Audio 3,5 mm• Bluetooth® 4.1• NFC• Wi-Fi 802.11 b/g/n (2,4G)
  • Micro-USB 2.0, USB-OTG
  • Nano SIM
  • GPS GLONASS, GPS, aGPS, Beidou
  • Acelerómetro, Sensor de Proximidad, Sensor de Luz Ambiente, Brújula
  • Batería de 3800 mAh, hasta 30 horas de conversación y hasta 43 dias en espera

El Cat® S60 es el primer móvil que  de su categoría que incorpora una cámara que permite obtener una imagen térmica en vivo. Utiliza una tecnología MSX exclusiva de FLIR, capta imágenes térmicas claras, vídeos e incluso secuencias en un lapso de tiempo, todo ello con nitidez y posibilidad de compartir. Sus múltiples medidores de puntos permiten determinar retroactivamente una temperatura en la imagen, mientras que la tecnología de la cámara térmica es capaz de penetrar incluso cortinas de humo.

Web: www.catphones.com
Modelo: Cat S60
Link Producto: https://www.catphones.com/es-es/shop/cat-s60-smartphone/
Precio aproximado: 700€

 

 

Pendiente de publicación en el número 34 de la revista NAUTICA & YATES Magazine (diciembre 2017)

FLIR ha presentado la FLIR Ocean Scout TK, la primera cámara monocular de visión térmica y con tamaño de bolsillo del sector marino que tiene un precio inferior a 600 $. Mostrada hoy por primera vez en la International Boat Show de Miami, la cámara FLIR Ocean Scout TK hace que la tecnología para obtención de imágenes térmicas sea todavía más accesible para los navegantes, gracias al revolucionario micronúcleo de cámara Lepton de bajo coste de FLIR.

OceanScoutTK-FrontRight

La cámara FLIR Ocean Scout TK es el modelo más pequeño y asequible de la serie FLIR Ocean Scout y crea imágenes de alto contraste por medio del calor, no de la luz visible. Como resultado, la cámara FLIR Ocean Scout TK permite ver las diferencias en cuanto a la temperatura y el calor emitidos por embarcaciones, boyas y puntos de referencia en condiciones de total oscuridad. La cámara FLIR Ocean Scout TK también muestra a las personas que caen al agua y a los mamíferos marinos que salen a la superficie del agua.

Con tamaño de bolsillo y pensada para usarse con una mano, la cámara FLIR Ocean Scout TK se ha diseñado para soportar la lluvia, el viento o incluso una caída en aguas poco profundas. La cámara monocular más moderna también puede guardar hasta 1.000 imágenes en formato JPEG y cuatro horas de vídeo. Con una batería interna recargable de cinco horas de duración, la FLIR Ocean Scout TK es la compañera perfecta en el agua.

La cámara FLIR Ocean Scout TK estará disponible en todo el mundo a través de los distribuidores autorizados de FLIR con un precio de 599 $ en el primer trimestre de 2016.

Si desea obtener más información, o realizar el registro previo, visitewww.flir.com/oceanscouttk.

© Copyright Jose Maria Serra Cabrera. All Rights Reserved.